Las vivencias y emociones de mis padres durante mi gestación, determinan mi vida? – Proyecto Sentido

 

Proyecto Sentido

“Los pensamientos y vivencias que tenían los padres en el momento de la concepción de sus  hijos, gestación y nacimiento pueden estar influyendo en la vida que tienes hoy.” Marc Frechét


El psicólogo francés Marc Frechét decía que “antes de ser concebido, el bebé es ya una idea pre-concebida”. Lo que sucede en la vida de nuestros padres (pensamientos, deseos, sueños, expectativas de vida, situación en general), nueve meses antes y en el momento de la concepción, va a determinar nuestra vida posteriormente.

El proyecto/sentido es una expectativa inconsciente colocada en el niño y que se orienta a reparar los sufrimientos del árbol genealógico. La búsqueda inconsciente de los padres y de todo el árbol genealógico relacionada con el niño está ligada con la totalidad del mito familiar, a fin de sobrevivir y adaptarse lo mejor posible al mundo que lo rodea.

 El niño deberá, desde su vida intra-uterina, absorber toda la historia del linaje al que intenta pertenecer.  Llegará al mundo con el bagaje de los sueños e ideales proyectados de manera inconsciente en su persona, con todo lo que ello implica a veces en términos de culpabilidad, sufrimiento e inferioridad, búsqueda de la perfección, etc.

En gran medida estos proyectos que nuestros padres nos transmiten en el momento de la concepción de acuerdo a lo que ellos están viviendo, pensando y sintiendo, son proyectos dolorosos y difíciles de llevar. Y los vamos a cumplir de manera automática e inconsciente sin darnos cuenta.


María Luisa Becerra explica:  “No importa la edad gestacional, ese bebé en formación va recibiendo cantidad de impacto emocionales y físicos que se quedarán impregnados en sus memorias celulares traduciéndose posteriormente en decisiones ante la vida.  La creatividad del pensamiento se encargará de atraer, manifestar y proyectar esas supuestas realidades”


Vida intrauterina

“De esta manera el niño gestante va alejándose de su unión Universal, va olvidándose de quien es e identificándose con un montón de pensamientos que conformarán su personalidad tremendamente enraizada a su madre, o mejor dicho, a la de su madre.

Si durante la gestación ha habido problemas emocionales como, sentimientos contrarios al embarazo, ser concebidos con algún fin oculto, expectativas excesivas, ilegitimidad, violación, intento de aborto, deseo de aborto, adicciones, culpabilidad por el embarazo, angustia persistente de la madre, muerte de algún familiar, etc.. dependiendo de cual fue la solución del conflicto el niño no nacido aún, decidirá que no es valioso, no es suficiente por si mismo o no merece ser amado, entre otras decisiones.

Cuando los padres piensan:  “ahora no es el momento” o dan miles de razones para no aceptar el embarazo el niño vivirá en un alto grado de ansiedad (dificultad de estar presentes), y si su madre actúa como si no estuviera embarazada, a veces incluso escondiendo su estado gestacional, el bebé sentirá y pensará:  “Soy insignificante, no cuento para nadie, no existo o no soy importante”.

Conocer para qué hemos nacido, cuál era el objetivo de nuestros padres en los momentos previos a nuestra concepción, qué le ocurrió a nuestra madre cuando estaba embarazada de nosotros, como se desarrolló el parto, y qué pasó desde ese momento hasta mis tres años de edad, es información clave para sanar nuestros síntomas físicos, y conflictos emocionales que se van dando en nuestra vida.

Fuente: Marc Fretchér – Maria Luisa Becerra

Si tienes interés en encontrar y des-programar estos eventos que están influenciando de forma negativa tu vida, te invito a  hacer el estudio de tu árbol genealógico, con el que podremos encontrar soluciones a tu situación .  Contactactame a través del 001 514-690. 62.63 o al correo electrónico: consultas@janethfranco.com 

Janeth Franco

Acompañante en Bioneuroemoción